Google Apps, Office 365, Dropbox… y los problemas a los que se enfrenta la empresa española para usarlos como un entorno cloud profesional

¿Cuántas veces hemos pensado en traspasar el correo corporativo a Gmail y al final no hemos hecho nada? ¿Si mi cuenta personal funciona a la perfección por qué no hacer lo mismo para las cuentas de correo de la empresa? Y con los archivos… ¿Por qué no sacamos todas las carpetas del servidor de la compañía y las subimos a Dropbox? ¿Por qué no empezamos a trabajar directamente con documentos en la nube que podamos compartir con facilidad como nos proponen Office 365 o Google Apps?

Las razones son simples. Estoy seguro de que muchos usuarios de las 200.000 empresas afiliadas a Dropbox Business o muchos de los que trabajan con las herramientas de Google (Correo, Apps for work…) a nivel corporativo tienen o han tenido en algún momento una sensación parecida a la nuestra. Primero, nos da pereza. Segundo sabemos que hay cosas que no van a encajar del todo o no se van a integrar como era de esperar, y tercero… ¿Cómo paso toda la información y configuraciones de mi empresa a esta nueva plataforma? ¿Hay alguien ahí para ayudarme?

Llevamos varios años analizando el comportamiento de partners, amigos y clientes con respecto al uso de estas herramientas como entorno cloud profesional a nivel nacional y hemos identificado varios problemas a la hora de adoptar estas soluciones en el ámbito corporativo español:

  • Barrera número 1. Servicios en la nube demasiado generalistas que no profundizan en las necesidades específicas de una pyme estándar. No trabajamos sólo con un paquete de ofimática, un correo electrónico y un repositorio de archivos, muchos de nosotros utilizamos aplicaciones específicas de nuestra empresa (de contabilidad, de gestión, CRM…) a las que necesitamos acceder continuamente, que están alojadas en nuestro servidor local (no en la nube) y que además requieren de una integración total con el resto de servicios cloud (almacenamiento, correo, etc…) y con el hardware de la oficina (como por ejemplo las impresoras). Parece que para estas multinacionales norteamericanas las especificidades de nuestras empresas no son una prioridad y esto hace que sus servicios planteados como entornos de trabajo en la nube queden un poco cojos.
  • Barrera número 2. La pereza derivada de la migración. Si eres una empresa de reciente creación, si el volumen de datos gestionados por tu empresa no es muy alto, si no necesitáis permisos o configuraciones avanzadas, o si podéis prescindir de un histórico de ficheros, correos etc… entonces seguro que no tienes ningún problema, trasladarse a servicios como Dropbox o Google es un placer. Creas una cuenta nueva y a correr. Lamentablemente casi nunca es así, la mayor parte de las empresas hace un uso intensivo de ficheros, correo y aplicaciones propias… y además tenemos la “mala costumbre” de acumular información y de mantenerla a lo largo del tiempo ¿qué hacer en este caso? Todos sabemos que la famosa migración de datos y permisos puede ser una pesadilla y probablemente ésta es una de las principales barreras a la hora de contratar servicios de este tipo. Además enlaza con el segundo de nuestros problemas…
  • Barrera número 3. La sensación de estar sólo ante el peligro ¿Quién me ayuda? Pues lamentablemente nadie. Una encuesta realizada en nuestro país arroja que el 57% de los usuarios cambiaría de marca o de empresa si no obtuvieran un buen servicio de atención pre y postventa…. Entendemos que a nivel empresarial ocurre exactamente lo mismo (si es que el porcentaje no es mayor) y que el no estar seguros y acompañados durante los procesos de alta, migración y resolución de incidencias supone un problema insalvable para muchos.
  • Barrera número 4. La inseguridad de no estar cumpliendo con la LOPD. Tal y como comentamos en post anteriores, tras los casos de Edward Snowden y Max Schrems la desconfianza en Europa con respecto al alojamiento de información en servidores norteamericanos ha aumentado considerablemente a pesar del reciente acuerdo internacional entre ambas regiones (“Security Shield”).
  • Barrera número 5. La falta de integración entre servicios y aplicaciones. Las famosas compatibilidades entre aplicaciones y servicios son otro de nuestros quebraderos de cabeza. ¿A cuántos nos gustaría poder acceder a todo un entorno cloud desde un mismo sitio sin tener que movernos por diferentes pestañas? ¿e imprimir en las oficinas algo desde la nube sin tener que guardarlo en local? ¿No hay una manera de integrarlo todo? Actualmente muchos de estos servicios no están tan integrados como esperamos y el miedo a este tipo de sorpresas nos echa para atrás.

¿Pero realmente existen alternativas en Europa que puedan romper estas barreras?

El éxito de todas estas empresas norteamericanas es indudable. El servicio para el usuario final es casi inmejorable y la verdad es que para muchas empresas como nosotros son ejemplo de buenas prácticas y un modelo a seguir en muchos aspectos. Eso sí, conociendo el mercado español y las circunstancias de la pyme nacional creemos que estos grandes servicios cojean en su modalidad más “Business”. El pequeño hueco que estas grandes multinacionales dejan, ha provocado que algunas compañías como Adder Global se hayan lanzado a crear alternativas a través de entornos de trabajo en la nube que fomenten:

  • La especificidad de cada empresa. Cada empresa tiene sus aplicaciones y lo suyo es que las mantenga. Un entorno de trabajo corporativo en condiciones no sólo debe contar con un paquete de ofimática y un sitio donde guardar archivos, las aplicaciones de contabilidad, gestión, etc también deben tenerse en cuenta, y todo tiene que ser accesible desde cualquier sitio y dispositivo.
  • La integración entre servicios y con el hardware local. Aplicaciones de gestión, paquete de ofimática, repositorio de archivos corporativos (con permisos y otras funcionalidades avanzadas) e incluso impresoras locales PUEDEN estar integrados y ser funcionales desde un entorno en la nube.
  • Posibilidad de comunicación continúa (teléfono, correo y chat) con un equipo de soporte que guíe, ayude y promueva en los procesos de integración y mantenimiento de su producto.

Dicho esto, me gustaría presentaros nuestra alternativa. Se llama Aplicaciones Remotas. Un entorno de trabajo en la nube para que cualquiera pueda acceder a todas las aplicaciones que usa en su puesto de trabajo desde cualquier sitio/dispositivo, sólo con un navegador web y con la sensación de estar trabajando en local. De esta manera, me gustaría facilitaros el acceso a nuestro… ENTORNO DEMO (Por favor, seguid las instrucciones para acceder. El paso a paso está en la imagen de abajo).

Probadlo y decidnos que os parece. Hemos trabajado mucho para conseguir este producto y continuamos trabajando en él con mejoras y actualizaciones, por lo que cualquier feedback que nos deis será bien recibido. (Tened en cuenta que para no saturar el entorno, la sesión DEMO por usuario se ha establecido en 10 minuntos, momento en el que el servicio se apagará de forma automática y tendréis que volver a entrar).

Ya me decís…

Por cierto, os dejo unas TIPS para acceder al ENTORNO DEMO fácilmente:

Demo Aplicaciones Remotas

Tips para acceder al entorno demo de Aplicaciones Remotas