¿Por qué creer en una Startup en España? ¿País para emprendedores?

Las pymes en el panorama empresarial español

Mantenerse como empresa en España es una tarea difícil, prueba de ello es que durante el periodo 2008-2014 el número de empresas activas descendió de forma progresiva llegando a cifras realmente bajas. A pesar de esto 2015 ha sido todo un revulsivo cambiándose la tendencia por primera vez  y aumentando el número de empresas un 2,2% respecto al ejercicio anterior.
Y ¿cómo son estas empresas? Sabemos que España es el país de las pymes: El 98,5 % de empresas activas cuentan con menos de 10 empleados y un buen porcentaje de estas son empresas de nueva creación.
Muchos de estos emprendedores han tomado impulso y han apostado por sus ideas y proyectos. A pesar de las dificultades, varias de estas incipientes compañías se han hecho un hueco, contratan personal, buscan financiación debajo de las piedras y compiten con grandes empresas en igualdad de condiciones pero con muchos menos recursos. Esto no es fácil, según el estudio de Spain Startup, a pesar de que estas empresas están formadas por gente realmente preparada (cerca del 90% tienen formación universitaria/postgrado) sólo el 8% de las mismas consigue mantenerse más de 3 años en el mercado, las principales razones, la falta de financiación (el 88% de las startups busca financiarse de alguna manera) y el darse a conocer (76%  buscan mayor visibilidad).

¿Está preparado el mercado español para aceptar y dar una oportunidad a este tipo de empresas?

La respuesta está en los números, y la comparativa con otros países es para hacernos reflexionar. En lo que respecta a la financiación, actualmente en España solo el 16 % de las inversiones provienen de fondos privados, créditos bancarios  y crowdfunding, la mayor parte de los emprendedores tiene que autofinanciarse o recurrir a amigos y familiares para alcanzar su objetivo. En EEUU o Reino Unido la situación es bien distinta, el 74% de la financiación de las startups en estos dos países se realiza a través de crowdfunding.
Las diferencias no sólo están en la forma de financiarse. En lo referente al marco legal y el apoyo de los gobiernos también se observa una gran desventaja. En el caso español, el número de préstamos concedidos por entidades públicas descendió en 2015 un 16,3% y la poca iniciativa de aprobación de leyes que faciliten la creación y gestión de empresas hace que los emprendedores tengan que realizar de media 9,4 trámites burocráticos para lanzar sus empresas, 4,2 trámites más que en resto de la UE y 5 más que en Estados Unidos.
Pero la culpa no es sólo de los gobiernos o mercados, la aceptación de productos provenientes de empresas recién fundadas no es la misma en países como Estados Unidos y España. Varios estudios muestran como mercados como el norteamericano son mucho más receptivos a la introducción de nuevos productos. Según estos estudios probablemente la gran masa de “early adopters” ansiosos por nuevos servicios y su capacidad de consumo son un punto a tener muy en cuenta para poder llevar a cabo comparativas de este tipo.
Como conclusión, no es de extrañar que el Global Startup Ecosystem Ranking de 2015 sitúe a 7 ciudades estadounidenses dentro de las 20 mejores para empezar un negocio, que sólo haya 3 ciudades europeas dentro de esta clasificación y que España ni siquiera aparezca en el ranking (a pesar del crecimiento de los últimos tiempos).
Infografía Startups en España - Emprendedores

Infografía Startups en España – Emprendedores

Pero… ¿Por qué  confiar en una `Startup´ y cambiar nuestra percepción sobre las empresas incipientes?

Quizás la imagen de las startups como negocios con poco bagaje pueda generar desconfianza en un primer momento. Toda idea, todo proyecto o toma de  decisiones tienen sus ventajas y desventajas, pero los beneficios que resultan de contratar empresas de reciente creación son varias. Las razones:
  • Gente altamente preparada (90% de los emprendedores tienen formación universitaria/postgrado).
  • Innovación y Creatividad enfocada en el cliente. El 77% de los emprendedores, desarrollaron su idea de negocio aplicando algún tipo de innovación sobre una necesidad del mercado y saben que la innovación es su valor diferenciador.
  • Implicación completa con sus clientes y proyectos. La dedicación para con sus clientes y la obsesión con perfeccionar el producto hacen de las startups un gran aliado si lo que se necesita es una atención personalizada y enfocada en el cliente. Punto que se debería considerar más, dado que el 72% de los consumidores considera la calidad del servicio técnico y la atención recibida como uno de los requisitos más importantes a la hora de contratar un producto o servicio.

¿Y qué pinta Adder Global en todo esto?

Adder Global es una más de esas muchas startups que se intenta abrir paso en un ecosistema difícil  pero con grandes posibilidades. Ya superada la barrera de los 4 años, con cerca de 20 trabajadores en plantilla y  el lanzamiento de la plataforma Jotelulu, Adder Global se reivindica y enorgullece de seguir año a año dando un servicio de calidad y enfocado al 100% en las necesidades de sus clientes.
Esperamos seguir aquí dentro de unos años y que poco a poco la idiosincrasia, burocracia y cultura empresarial de este país cambie para poder seguir innovando y ofreciendo nuestros servicios a otras startups, pymes y grandes empresas a nivel nacional e internacional. Gracias por confiar en nosotros.